Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... GUSANOS

¡¡Hola papis y mamis!!

La semana pasada fue un no parar. Se nota perfectamente que nuestros nuevos amigos están ya muy bien adaptados a nuestro ritmo de trabajo y eso nos permite volver a nuestro ritmo normal de aprendizaje. Ya sabéis que a nosotr@s no nos importa parar el ritmo porque eso nos permite aprender sobre otro tipo de cosas que a veces son más necesarias para nuestras vidas. Por ejemplo, cuando paramos nuestro ritmo de actividades aprendemos que cuando nos aburrimos, en nuestro cuerpo y nuestr@s amig@s, hay un sin fin de posibilidades para divertirnos. En eso, nosotr@s somos unos auténticos profesionales. A nosotr@s nos encanta jugar y charlar con nuestr@s compañer@s. Tenemos juguetes a nuestro alrededor y no nos interesan. Lo pasamos mejor saltando tod@s en el rincón de la cama o dando unas cuántas vueltas a la clase mientras reímos sin parar. 

¡¡Ahora nuestr@s nuevos amig@s también entran dentro de nuestro juego y ya se sienten parte del grupo!! Alicia dice que se siente muy contenta por todos nuestros avances. Que le encanta el grupo que hemos formado y que gracias a que nos sintamos tan bien conviviendo junt@s, podremos hacer todo lo que nos apetezca ¡¡Porque aprender es una aventura!!

¿Os acordáis de las bandejas con lentejas que hicimos hace dos semanas? Pues resulta que las hemos estado regando con agua. No sabíamos para qué, pero a nosotr@s nos encantaba hacerlo. ¡¡Qué sorpresa nos llevamos el lunes!! Cuando llegamos a la Escuela nos dimos cuenta de que habían crecido unas plantas dónde antes estaban las lentejas ¡¡Madre mía!!

Alicia nos ha comentado que eso ha pasado porque cuando las lentejas beben agua se convierten  en plantas. Dice que es la magia de la naturaleza y que ahora para que siga surgiendo esa magia debemos seguir regando las plantas. De esa forma conseguiremos que se hagan grandes y fuertes ¡¡Y podremos plantarlas en nuestro huerto!!

¿Os imanáis que entonces esas plantas se convirtieran en lentejas?




Alicia nos propuso dibujar las plantas nosotr@s mism@s. Caímos en la cuenta de que íbamos a necesitar todo tipo de pinturas de color verde-green, el color de las plantas que antes habían sido lentejas. Una vez que recopilamos las pinturas nos pusimos manos a la obra. Ali nos comentó que podíamos pintar dónde nos sintiésemos más cómodos. Siempre y cuando quisiésemos interactuar con las pinturas. Ya sabéis que a nosotr@s esto de pintar no nos mola nada, pero nada, nada. Así que, dejándonos espacio, Ali consigue que poco a poco vayamos conociendo el gusto de expresarnos a través del arte.


Entre las pinturas, habían rotuladores a los que había que soplar para que pintasen...


¡¡Chulísimo!!




Después estuvimos recortando los papeles, que libremente habíamos decorado, para conseguir los trozos dónde había pintura con la ayuda de Alicia y los pegamos en nuestro mural de la primavera. De esta forma, conseguimos recopilar nuestro nuevo conocimiento sobre las plantas en el rincón de la primavera, lugar dónde se encuentra todo el saber sobre esta estación del año.




Al día siguiente tuvimos una visita muy especial...


Unos gusanos habían venido a nuestra clase para quedarse con nosotr@s y que así pudiéramos aprender de ell@s. Así que para agradecérselo decidimos enseñarles las fotos de nuestras mamás. Ya que las teníamos guardadas de cuando las semanas anteriores aprendimos que las queríamos tanto.





Les hemos regalado una casa y ahora, todas las mañanas tenemos que acordarnos de darles de comer.




Tantos nos gustan nuestros nuevos amig@s que decidimos pintarles un retrato. Y esta vez, lo hicimos por grupos de trabajo. Mientras un@s pintábamos, otr@s esperábamos nuestro turno jugando a las construcciones en la alfombra ¡¡Lo hicimos fenomenal!!





¡¡El viernes fue un despiporre!! Alicia nos propuso hacer nuestros propios gusanos de peluche ¡¡Cuánto material!! Nos encantó jugar con todo. La guata, los limpiapipas... No podíamos dejar de utilizarlos para jugar a la vez que íbamos montando los gusanos con la ayuda de Alicia.

Lo que más gracia nos hacía era cuando, al terminar los gusanos, Alicia les cosió los ojos delante nuestra ¡¡De pronto tenían vida!!




Son preciosos y ahora guardan nuestro rincón de la primavera








¡¡Hasta la semana que viene!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...